YIN YOGA​

Esta práctica tiene como objetivo el estiramiento profundo del tejido conjuntivo (ligamientos y articulaciones) de la pelvis, de la columna y de la cintura escapular. En el nivel mental y emocional, la práctica de Yin Yoga es profundamente terapéutica y regeneradora, permitiendo que el cuerpo se entregue a la acción del sistema nervioso parasimpático. El tiempo de permanencia en la postura es largo (3 a 5 min) y gracias a la utilización de bloques, mantas y bolsters, los músculos se quedan en reposo y podemos enfocar a en la respiración. Al alargar pasivamente tendones  y ligamentos es posible desbloquear y distribuir el chi (prana) a lo largo de los meridianos.

© Gabriela Nanni -all rigths reserved