Rutina de Otoño según el Ayurveda (Sharad Ritucharya)

Actualizado: feb 16



O clima dónde vivimos, con sus variables de frío, calor, secura o humedad, afecta profundamente nuestra salud . Todas esas calidades pueden influenciar el sabor del aire, de los alimentos, de el agua, y incluso el placer de vivir!

No hace falta conocer todas las prácticas ayruvédicas ni los conceptos de doshas (biotipos) o los nombres en sanscrito para realizar pequeños cambios en nuestro cotidiano; todos podemos adoptar medidas sencillas y eficaces preconizadas por la milenaria medicina india para encontrar equilibrio y vivir con más sabiduría las adversidades propias de cada estación.

É preciso antes todo tener presente el gran principio ayurvédico: “los similares se intensifican” y, por lo tanto, para mantenerse en equilibrio, una alimentación y un modo de vida opuesto a la calidad de cada estación es necesário.

Estou segura que adoptar estas medidas de una manera natural es estar a escucha de nuestro cuerpo y en profunda conexión con la tierra; no es por causalidad, que cada estación nos da los frutos necesarios para que tengamos equilibrio fisico, mental y espiritual!

El elemento que predomina en otoño es el aire, es decir, más secura al principio de esa estación, mas frio, vientos erráticos cambiantes. En la naturaleza estas calidades agravan el biotipo vata, que ya se veía un poco agravado al final del verano. Vata es el dosha que regulariza el sistema nervoso, la taja de hidratación del cuerpo, el grado de relajación y digestión. En otoño, por lo tanto, si no estamos atentos y conectados, el agravamiento de este dosha puede fácilmente comprometer la digestión, aumentando las toxinas (ama), provocando dolores articulares, artritis, por ejemplo. Al final del otoño, cuando el clima ya esta mas húmido e frio, el dosha que debemos mantener en equilibrio es kapha (veremos en l próximo post, la rutina de invierno).

Algunos consejos ayurvédicos:

- Levantar temprano, cuando el mundo esta inmóvil y calmo;

- Praticar la respiración alternada, nadi sodhana, a fin de eliminar las toxinas vata qui afectan el sistema nervoso;

- Cepillar los dientes con pasta de dientes a base de plantas que fortalecen las encías (menta o regaliz);

- Hidratar el cuerpo con aceites vegetales o hacer masajes con aceite vegetal de sésamo caliente;

- Practicar posturas de yoga invertidas (sarvangasana, sirsasana), todas las torsiones, saludos al sol;

- Aplicar en el tercer ojo y la garganta aromas terrosos como vetiver o patchouli;

- Consumir alimentos dulces, suavemente picantes, ácidos (agrios) y salgados, que aumentan a humedad, hidratan y anclan nuestro cuerpo: para el desayuno comer porridge de avena, quinoa o arroz, adulzorados con miel o jarable de arce y canela. Al medio día prefiera verduras cocidas al vapor, y evite alimentos que perturben la digestión como saladas crudas, bebidas frías, alimentos fermentados o con levadura;

- Al final del día, beber la leche dorada ( una mezcla de leche vegetal, cúrcuma, nuez muscada y cardamomo).

- Para la inmunidad, tomar un cucharita de café de Chyawanprash, una formula ayurvedica milenar con mas de 40 plantas.


Clases de yoga embarazo y Postparto

Counseling en aromaterapia


Articulo relacionado

Alimentación en el embarazo según la medicina ayurvédica

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo