Respiración y Embarazo

Actualizado: ene 4


La primera necesidad vital del bebé, cada segundo, es una sangre bien oxigenada. Es a través de la respiración de la madre que el bebé recibe ese oxígeno.

Desde los primeros días de embarazo, tenemos el aumento del volumen sanguíneo (retención de agua y de sal), favoreciendo así los intercambios entre la madre y el bebé. Al aumentar de aproximadamente ¼ el volumen de sangre en el cuerpo, el corazón de la futura mamá golpeará más fuerte y la respiración, que en adelante deberá suplir la necesidad de dos seres, se vuelve más corta y rápida.

Por lo tanto, es fundamental que durante el embarazo la mujer embarazada realice un trabajo corporal para ampliar y mejorar su respiración. De este modo, además de promover bienestar para ella y su bebé, la mujer embarazada podrá evitar problemas como dolores de espalda, dolores articulares, diástasis, problemas relacionados con la derme y epidermis (como estrías, por ejemplo), mala circulación sanguínea, problemas renales, mala digestión y problemas de tránsito intestinal.

EL SENTIDO CORRECTO DE LA RESPIRACIÓN

Nosotros respiramos al revés cuando inspiramos de forma voluntaria. El natural y habitual no es necesariamente el fisiológicamente correcto. Cuando estamos de pie o sentados, respiramos con el pecho y, aunque esto puede parecer natural, es exactamente lo opuesto a la fisiología respiratoria, donde debe haber descenso del diafragma en la inspiración, con relajación y expansión del vientre, y subida del diafragma en la exhalación, con contracción del abdomen.

Como respirar correctamente na posturas de yoga y en el esfuerzo diario, algunos principios:

Expiración

Para expulsar el aire, si estamos en posición vertical (sentado o de pie), debemos tener la sensación de que el bebé está subiendo y nunca bajando. Expirar significa crecer, adelgazarse, y no curvar ( acortándose) ni tampoco expandir el vientre.

La inspiración es pasiva

No debe haber ningún esfuerzo en la inspiración, al contrario, sólo debemos relajar el vientre y la respiración se hará sola, de forma automática.


Luchar contra la gravedad

Los otros mamíferos no tienen problemas respiratorios ni de columna por el simple hecho de que ellos se apoyan en cuatro patas. Nosotros, seres humanos, una vez que nos posicionamos de pie, verticalmente, añadimos el obstáculo de la gravedad. Por lo tanto, es necesaria una readaptación, a fin de neutralizar la gravedad y limitar sus efectos.

Para ello, debemos (re) introducir el períneo en el esquema respiratorio. Durante el embarazo, para fortalecer y flexibilizar el períneo, debemos comenzar desde temprano ese trabajo de contracción del períneo, haciéndolo subir junto con los orgános y el diafragma. Cada vez que el vientre se contrae, es decir, a cada esfuerzo, en el día a día inclusive, debemos al exalar accionar la contracción del períneo en primero lugar, de modo que la subida empiece desde abajo.

Pero, debemos recordar que para respirar fisiológicamente es necesario, ante todo, corregir la postura, estirándonos. Es la respiración que dirá si la postura es correcta: si la columna está estirada, poco importa la posición, la respiración será libre, abdominal, y podemos relajar; si la columna está curvada en la flexión o si la lordosis está acentuada en la extensión, la respiración es torácica, o sea, estamos en estado de tensión. Para que la respiración sea fisiológica, libre y abdominal, la columna debe estar completamente estirada, del cóccix hasta el cuello y esto en todas las posiciones.

En este sentido, para corregir la postura, la base del trabajo corporal que debemos hacer durante el embarazo, y también durante toda la vida, es la báscula correcta de la pelvis.

La referencia puede ser universal en todas las posturas: la imagen de una escuadra (el ángulo entre el torso y los muslos debe ser inferior a 90 °). Si el ángulo entre el muslo y el tronco es superior a 90 °, en todas las posiciones, la respiración puede ser obstaculizada, pues siempre habrá riesgo de acentuar la lordosis en la extensión de la columna o de curvarla en la flexión.

Ofrecemos clases de Yoga Embarazo y Postparto, basadas en el método APOR, de Bernadette de Gascquet. Además, ofrecemos talleres para que los profesores de Yoga puedan adaptar sus clases de Yoga para el Embarazo y el postparto.

Clases de yoga Embarazo y Postparto (mamás y bebés) - Clases en Poblenou y Poble-sec y clases online

Yoga Labs Prenatal

#yogaprenatal #yogaembarazo #yogapostnatal #yogamamasybebes

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo