YOGA ENERGÉTICO III: CHAKRAS

Actualizado: 7 de jun de 2020


That which is below corresponds to that which is above, and that which is above corresponds to that which is below. The Emerald Tablet

Every breath is a sacrament, an affirmation of our connection with al other living things, a renewal of our link with our ancestors and a contribution to generation yet to come. Our breath is a part of life’s breath, the ocean of air that envelopes the Earth. David Suzuki

Imagínese con un par de gafas que le permiten observar el movimiento de los átomos, la actividad cuántica y el flujo de su propia conciencia: usted está viendo el movimiento del universo entero dentro de usted.

Toda la ciencia védica se basa en la premisa fundamental Upanishadica Yata Brahmande tata pindade: 'Así como es en la conciencia cósmica, de la misma forma es en el cuerpo humano'. El cuerpo sutil mimetiza el universo exterior, nuestro ser físico-material refleja nuestro ser sutil. Ambos se unifican con el universo. El conocimiento védico concibe todo lo que existe en una unidad, regido por las mismas leyes: el mundo infinitamente grande, adhidaivika, el mundo infinitamente pequeño, adhyatmika el mundo humano, adhibhautika, están ligados entre sí por la teoría de las correspondencias, o bandhus, que considera que la estructura de la conciencia tiene paralelos con la realidad exterior. En ese sentido, algunos sabios védicos definieron las categorías interiores del pensamiento y la naturaleza de la mente de acuerdo con el comportamiento de los astros: sol, planetas y luna.

A partir del estudio de la conciencia y del proceso cognitivo, los sabios védicos afirmaban que la conciencia, al actuar en sí misma, podría alcanzar el conocimiento universal. El principio unificador fue llamado Brahma, esencia de la existencia: se define como satyasa satyam, bienaventuranza y conocimiento; ánanda y prájna, o satchitánanda: existencia, conciencia y bienaventuranza. El concepto de Brahma se utiliza para describir la unidad esencial de todas las cosas. Así, cuando la conciencia aprehende el universo físico, participa de la Unidad. Y la conciencia, atman, "es aquello a través del cual todo el universo puede conocerse" (Mundaka Upanishad, I: 1,3).

CHAKRAS

Chakras are organizing centers within the body for the receiving, processing, and distributing of life energies. Anodea Judith

A través de los tiempos, las culturas dispersas por el mundo comprendieron que no somos únicamente compuestos de materia mundana, sino también de vibraciones y frecuencias que interactúan entre sí y que, a su vez, también reaccionan con el universo. Estos pueblos antiguos ya sabían lo que Einsten sólo comprobó recientemente: la energía no puede ser destruida, sólo cambia de forma. Hay inconmensurables cuerpos energéticos en un organismo vivo. Cada célula y órgano dentro del cuerpo humano se compone de energía. Estos cuerpos energéticos reciben, descompone, metabolizan y, finalmente, distribuyen esa energía. Ellos son orquestados por diferentes frecuencias, que luego realizan una tarea equivalente a otros cuerpos energéticos. La mayor diferencia entre los órganos físicos y órganos energéticos sutiles es que los órganos físicos procesan solamente energía física mientras que los órganos energéticos sutiles procesan tanto la energía sutil como la energía bruta (energía física).

La energía física es inconsciente, mientras que la energía sutil es pura conciencia. Los cuerpos energéticos sutiles son capaces de transmutar los diferentes tipos de energía; cada centro energético desempeña una función específica dentro de la estructura anatómica del sistema energético del cuerpo. Así, estos centros conectan las diferentes partes del cuerpo entre sí, el cuerpo con los cosmos, y todos los aspectos del ser - físico, emocional, mental y espiritual.

Many of the biochemical processes within the body involve exchanges of physical energy, but these grosser forms of energy are not what I take the terms healing energy and subtle energy to mean. Rather, the later are like the activity of a conductor of an orchestra or the choreographer of a ballet that integrates and coordinates into one cohesive movement all the bio-chemical and energy processes of the body.

F DAVID PEAT

Gracias a la sensibilidad intuitiva, los antiguos místicos podían describir y trabajar con cuerpos energéticos, cuerpos que se transforman, de materia física en energía sutil, y viceversa. Y los chacras eran evidentemente el punto central de esa conversión. También llamados centros energéticos o órganos energéticos, ellos negocian energía física y energía sutil, transformándolas mutuamente. Se trata de un sistema de energía e información, y como forman parte del cuerpo energético los chakras no pueden ser vistos a simple vista. Sólo las personas extremadamente sensibles pueden percibir los chacras, y por eso, las informaciones originales otrora registradas por los antiguos místicos (indios, africanos, egipcios, sufistas-islámicos, dravidianos, Mayas, Incas, indios cherokees, etc.) pueden ser comprobadas actualmente.

Gracias al conocimiento que nos ha sido legado por los pueblos antiguos, todos podemos aprender a sintonizarnos con nuestros canales de energía sutil.

Fue la tradición tántrica que transformó el enfoque dualista de los antiguos textos hindúes, que distingue espíritu y materia y según el cual los deseos terrenos deben ser renunciados para alcanzar la iluminación, en un enfoque no dual que integra ambos, pasando a considerar el cuerpo como el templo sagrado del espíritu.

The practice of Trantra is about inner-transformation. The energy involved in the process, of tantric transformation is the energy of our own bliss. Prana Gogia

Según la visión tántrica, como vemos en Sat-Cakra-Nirupana y Padaka-Pancaka, los chakras se describen como emanaciones de la conciencia de Brahma, el Divino, la energía espiritual que desciende, pasa por la parte superior de la cabeza y fluye gradualmente volviéndose denso, formando diferentes niveles de chakras, encontrando reposo en Muladhara, o chacra base, en la forma de Kundalini. En este recorrido, las diferentes formas de conciencia se preservan en los diferentes chakras. Cada chakra representa un nivel diferente de conciencia. A través de la práctica Yoga, el individuo puede despertar la energía llamada Kundalini y ésta puede entonces ascender a los chakras superiores a fin de alcanzar nuevamente el estado superior de conciencia. En otras palabras, los chakras constituyen la vía que nos permite alcanzar el estado de iluminación. Kundalini es considerada de acuerdo con la filosofía hindú, la fuerza o el poder - la conciencia - que une los cuerpos energéticos, los canales energéticos (nadis), los tres cuerpos de encarnación (cuerpo físico denso o sthúla sharíra, el cuerpo sutil o súkshma sharíra , el cuerpo causal o karana sharíra) y los koshas (capas o velos que confinan el espíritu o la esencia, cuyo despertar ocurre gradualmente en ese orden: físico, mental, espiritual y energético).

Recordemos que la narrativa de Kundalini, es una narrativa sobre los Dioses, los Dioses que habitan en cada uno de nosotros. Es una narrativa de 4 mil años, que cuenta el despertar de nuestra energía femenina y masculina y su trascendencia más allá de nuestro cuerpo físico. En el principio era sólo una fuerza que unía todo. Dentro de la conciencia existían dos seres, Shiva, la suprema conciencia infinita, que representa el tiempo, y Shakti, la eterna conciencia suprema, que representa el espacio. Es el Yang en la medicina oriental, aquí representado en la figura de Shiva, y el Yin, en la figura de Shakti. Estos dos seres separados, crean la distinción entre materia y conciencia. Shakti descansa en cada uno de nosotros, enrollado en nuestro chacra base en la forma de serpiente, Kundalini Shakti, o el "poder dormido". Pero Shakti sólo se manifiesta cuando se mueve a través de las capas más densas del cuerpo, y va al encuentro de su gran amor, Shiva, que habita el séptimo chakra. Una vez unidos, la conciencia suprema se manifiesta.

En una versión un poco menos romántica, la ciencia también confirma esa narrativa. Científicamente, el universo puede ser reducido en dos palabras: frecuencia y vibración. Somos todos compuestos de energía femenina y masculina, eléctrica y magnética. Si adquirimos el equilibrio entre cada una de esas energías, nos armonizamos, y consecuentemente, nos sanamos. Por lo tanto, seguir la vía de la Kundalini no implica únicamente alcanzar el estado de iluminación, sino también en curar mente, alma, cuerpo y espíritu. La visión occidental más aceptada acerca del chakra fue desarrollada por Arthur Avalon, una autoridad reconocida en Tantra Yoga. Este autor, basado en el sistema hindú, considera los chakras (7 en total) como asientos (padmas o loto en el cuerpo) de la conciencia.

Los centros sutiles están ubicados en el nadi (canal) central, estos nadis o canales son responsables por la conducción de la energía sutil. Estos canales conectan los chakras con el cuerpo físico. Ellos convierten prana, o energía sutil, purificando el cuerpo físico e invitan a Kundalini a subir, abriendo los chakras. Los nadis primarios involucrados en el proceso del ascenso de Kundalini son Sushuma, o nadi central, localizado a lo largo de la columna; Ida, que representa la energía femenina, ubicada en el lado izquierdo de la columna; y Pingala, que representa la fuerza masculina, ubicada en el lado derecho de la columna. A medida que el kundalini asciende a través del Sushuma, Ida y Pingala - enrollado alrededor del núcleo de cada chakra - va activando los chakras, resultando en un continuo ascenso de Kundalini.

En la visión hindú, en la cual Avalon se basa, los chacras pueden ser comparados con programas de computadora, y están relacionados respectivamente con la seguridad (Muladhara), sexualidad (Svadhistana), poder (Manipura), amor (Anahata), comunicación (Vishudda), intuición (Ajna) y autoconocimiento (Sahasrara). Los chacras pueden afectar directamente nuestra salud, nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestro comportamiento de forma positiva o negativa. Ya que es sede del intercambio energético entre mente-cuerpo-espíritu y que cada órgano del cuerpo humano tiene su corresponsal en el nivel espiritual y mental, cada chakra corresponde a un aspecto específico del desarrollo y comportamiento humanos.

Los primeros chakras, situados en la parte inferior del cuerpo, vibrando en bajas frecuencias y densos por naturaleza, están asociados a nuestras necesidades y emociones básicas. Las energías más sutiles - alta frecuencia y densidad leve - de los chakras superiores están asociadas a nuestras aspiraciones espirituales y mentales superiores. Cada chakra influye en el cuerpo en niveles físicos, emocionales, mentales y espirituales. Cada cuerpo energético vibra en su propia frecuencia y oscila a su propia velocidad. Cuanto más bajo el chakra está situado en el cuerpo, menor es la vibración; cuanto más alto, mayor es la vibración. Los chacras vibran desde dentro hacia fuera, irradiando información a través de la piel. También atraen la información desde fuera hacia dentro del cuerpo, convirtiéndolas para luego asimilarlas.

Los chacras son comúnmente asociados con aspectos de la conciencia u otro tema mayor, un color, un elemento, un sonido, un loto (con diferentes cantidades de pétalos) y su interacción con aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales del ser humano. Según la visión occidental, cada chakra también se asocia a una parte del cuerpo, a un órgano dado y a una glándula del sistema endocrino, esta última responsable de secretar hormonas que actúan como mensajeros químicos auxiliando en las funciones específicas de cada chakra.

La interpretación del trabajo de Avalon fue hecha posteriormente por Anodea Judith, que añade información complementaria sobre los aspectos psicológicos de los chakras. Esta autora ve en los chakras un instrumento que nos permite crear bases sólidas para nuestras vidas, donde cada chacra o centro energético es un receptor que asimila, procesa y nos permite expresar la fuerza vital que recibimos del Universo. Los chacras son responsables de almacenar esa energía y mantenerse vivos. Anodea Judith propone una práctica de yoga basada en los chakras cuyo objetivo es abrir cada centro energético para que los cambios energéticos puedan ocurrir de forma equilibrada. Ella cree que debido a las circunstancias y a nuestros hábitos de vida podemos presentar un desequilibrio energético, almacenando demasiada energía (excesiva), o, al contrario, nuestros centros energéticos se encuentran incapacitados para almacenar esa energía (deficiente). Esta autora ve más allá del aspecto individual que el equilibrio de los chakras puede proporcionar, y cree que, al traer equilibrio a nuestros chakras, toda la humanidad puede ser influenciada; al cambiarnos por dentro, trayendo equilibrio a los chakras, el mundo a nuestro alrededor también se beneficia.

The purpose of chakra-based yoga is to discover the keys to opening each chamber in your inner temple and awaken the Divine within. Your consciousness is the driver that will guide the way. The practices contained herein the keys. Yoga provides the path. The chakra system the map. Anodea Judith

Carl Jung integró los conceptos espirituales orientales a las teorías psicológicas occidentales. Inspirado en la visión tántrica, para él, los chakras se desarrollan desde la concepción y a medida que crecemos físicamente, emocionalmente y espiritualmente. Así, para él, los chacras serían como escalones - empezando por el chacra base, pasando por la expresión de nuestra energía individual y finalmente nos conectando a nuestra fuente de energía - para alcanzar nuestra individuación, que, en la psicología de Jung, caracteriza el proceso para tornarse un ser único, de singularidad profunda y en sintonía con nuestra esencia. Jung veía en los chakras un sistema de despertar psico-espiritual; él vislumbró en las diferentes etapas de desarrollo psíquicos y arquetípicos la expresión de ese sistema.

La Psicología Oriental denomina centros de conciencia los puntos en que el mundo interior y exterior se encuentran, por eso podemos decir que cada centro psíquico en los que nos hacemos conscientes de esa penetración emocional se convierte en la sed del alma y gracias a la activación de esos centros nos espiritualizamos y transformamos nuestro cuerpo. Jung.C.G. (El círculo hermético)

Existiría igualmente, según Jung, otro sistema psíquico de naturaleza colectiva, universal e impersonal, idéntica en todos los individuos. Este inconsciente colectivo, de naturaleza genética, no se desarrollaría individualmente, sino que sería transmitido a través de los tiempos, de cultura a cultura. De acuerdo con Jung, la gran mayoría de la gente concentraría el nivel de sus actividades principalmente en los centro energéticos inferiores (agresividad, pulsión sexual y egocentrismo). El paso de los centros inferiores a los centros superiores, en términos psicológicos, es conocido como el "dejar ir, desapego, abandono", o sea, una actitud mental caracterizada por el desprendimiento, la relajación interna, la lucidez en relación a los eventos externos, apaciguamiento de las tensiones causadas por las frustraciones y el desarrollo del espíritu de cooperación. Para Jung, el despertar de la Kundalini o energía vital implicaría niveles más profundos (en relación a la conciencia ordinaria de vigilia) del ser, a través del movimiento del ser inconsciente. No se trata de una construcción artificial de lo humano en partes aisladas, sino de un sistema integrado que actúa en sinergia con otros subsistemas.

En la visión tántrica, sabemos que cada chakra tiene influencia sobre los demás: los tres primeros centros pueden frenar la evolución del ser humano, pero aseguran su supervivencia, mientras que los cuatro centros superiores tienden a acelerar el proceso evolutivo. La subida del kundalini se realiza de manera progresiva gracias a la comprensión y al desprendimiento de la dualidad característica de cada chakra. La kundalini pasa por los chakras, que comportan cada uno de ellos su propio arquetipo y simbolismo, hasta el séptimo chakra. Al llegar en esta etapa, el practicante desarrolla una comprensión holística de sí mismo y de su acción (dharma), su conciencia es ampliada y sus percepciones se vuelven más agudas. El individuo pasa a desarrollar nuevos esquemas de comportamiento, más enfocados en la psique humana.

REFERÊNCIAS BIBLIOGRÁFICAS

- THE SUBTLE BODY, an Encyclopedia of your Energetic Anatomy, by Cyndi Dale;

- CHAKRA YOGA, by Anodea Judith;

- O CíRCULO HERMÉTICO, by CarL Jung.

Ver taller Yoga Chakras

#chakras #yoga #yogachakras #muladhara #svadhistana #manipura #ajna #sahasrara #vishuddha #talleryogachakras

105 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo